El castillo de Celadas fue construido en el s. XIV (1.328), época en la que la localidad fue integrada en la entonces llamada Comunidad de aldeas de Teruel.
De estilo gótico, está compuesto por un cuerpo central, flanqueado por dos torres de planta cuadrada de construcción de sillería.
Posee en la fachada una doble puerta bajo arco apuntado, balcones y ventanas con dinteles, y escalones en la entrada.
En él se hospedó, el 22 de julio de 1.348, el rey Pedro IV de Aragón.
Está situado en la parte alta del pueblo y orientado a una pequeña plaza.
Nada queda de las edificaciones antiguas adheridas al castillo, ya que fueron vendidas a particulares o destinadas a viviendas.
Durante la Guerra Civil (1.936-39), el pueblo de Celadas quedó destruido casi por completo. Al terminar la guerra, el castillo se reparó provisionalmente para poder alojar en él las escuelas, hasta la construcción de las nuevas.
Fue rehabilitado entre 1.942 y 1.945 por la Dirección General de Regiones Devastadas, como Casa-Ayuntamiento.
En 1.988 se produjo una nueva adaptación en cuanto al uso de los espacios, ubicándose en la primera planta el despacho del alcalde y el secretario, así como el salón de plenos y los archivos. En la planta baja se suprimieron los dos calabozos de las torres, y se habilitaron para consultorio médico, asistencia social y Hermandad de agricultores y ganaderos.
Finalmente en el 2.005, se habilitan dos nuevos espacios para la Escuela de adultos y el Aula de Internet.

Share This